lunes, 8 de junio de 2015

Día 8: 58.1 - Gordaca total.



Ahora que el fin de semana ha pasado, voy a tratar de retomar el control, aunque después de todo lo que he comido durante el finde, me está costando un montón, ahora mismo tengo un hambre que no os podéis imaginar.

Estoy segura de que os ha pasado alguna vez, que coméis como bestias durante x tiempo y al tratar de volver a comer normal, parece que el estómago en realidad es una boca que no deja de gritar y gruñir. Así me siento yo. Y tengo tanta hambre que duele.

Estoy a café con leche a ver si se me pasa, espero que sí...Café con leche y té. Mucho té.

También ayer llenamos la piscina, me puse a tomar el sol y me quemé por la mitad... Ahora me duele la piel >.< Pero es que soy blanquísima, se me notan las venas de casi todo el cuerpo, y en cuanto me da el sol me quemo.

No encontraba bikini ni bañador, así que no pude bañarme. A ver si hoy lo encuentro, porque el agua tiene una pinta increíble. Y tengo ganas de nadar.



Además, ahora que la piscina está recién llena y no le hemos echado cloro, me gustaría meter a las tortugas dentro para que naden de verdad, no en el estanque provisional que tienen xD Me haría mucha gracia nadar con mis tortus (siempre que no me muerdan, porque en el agua ellas son rápidas y yo lenta ._.).

Por otra parte, ayer en el periódico ABC daban la cartilla para una cámara deportiva sumergible, ya he reservado y todo (así que hasta dentro de un mes tengo que comprar ese horrible diario xD) Odio el ABC, es tan pro-derecha, pro-católico que me enferma leerlo. Pero quiero una cámara sumergible, quiero sacarle fotos a mis tortugas nadando en la piscina :D Y a mis perras también (que a la cachorrita le gusta el agua y sabe bucear)

A ver si de aquí al mes que viene -cuando me llegue la cámara- aprendo a bucear, porque todavía soy incapaz de meterme bajo el agua si no me tapo la nariz como los críos. Lo sé, soy ridícula.


Si me meto en la piscina con snorkel se burlarán de mí, ¿no?


INTAKE.
D- Café con leche (25)
C- Ensalada (20) con dos filetes de pollo a la plancha (120)
M- Bollo (150) Viva yo. B**CH.

5 comentarios:

Catrina dijo...

Hola guapa, yo soy un poco voyeaur y no suelo comentar pero es que de verdad que me alegro un montón de que vuelvas a escribir seguido, te seguía en tu antiguo blog y no sabes lo mucho que me gustaba leerte y me animabas sin tú saberlo porque hay poquitos blogs con los que de verdad disfrutes leyendo. Yo ahora estoy en 59, he llegado a pesar más, podía subir fácilmente a 65 a base de atracones bestiales a diario y luego me ponía a restringir y bajaba rápido a 58-59 y vuelta a subir y yo, al igual que tú con 52 kilos estaría la ostia de agusto, que me gustaría bajar más no lo niego, pero con poder bajar a 52 y poder mantenerme sin subir 3 kilos el fin de semana en casa de mis padres y caer en el círculo de vomitar a diario, que así es como conseguí bajar a 52 la última vez, me daría con un canto en los dientes, no sólo por poder adelgazar sin vomitar (como siempre) si no ya por salud mental, de sentirme una jodida fracasada todo el tiempo. Además, ahora que se acerca el verano y es una lucha todos los días en casa rodeada con comida espero que sigas por aquí y poder leerte. Espero que las dos lo consigamos! Un beso, nos vemos! Ah, no tengo blog, así que si me quieres contestar, hazlo por aquí!

Bárbara B. dijo...

El fin de semana es la tortura china. En dos días el estomago se vuelve a estirar como si nada, por comer dos bocados de mas, ya es gigante e insaciable, en cambio lograr que se cierre nos lleva meses u.u Estoy igual, muerta de hambre, y con un oso salvaje gruñendo desde los adentros. Vamos que se puede (?
Suerte y besos!

Enamorana dijo...

La historia es larga amiguita
jajajaja

Pero vine aqui a comentar sobre tu blog. Tu tienes la piscina, yo la playa >.> Ayer estuve ahi y me quemé toda >.> pero yo soy una negra caribeña así que no duele

Un besito nena

Y en resumen yo vivi con este chico pero por circunstancias de la vida nos separamos. El es el papá de mi hijo y se sentía muy mal de no vivir con el, por eso volvio. Pero el es norteamericano, no habla español, por eso vive conmigo, yo soy su guardaespaldas en esta islita jajajaja

Allyson dijo...

Es horrible esa sensación de hambre que queda después de unos días de comer mas. Y el tiempo que tarda una en volver a acostumbrar al estomago. Difícil pero se puede.

Besos.

lean mami dijo...

Woaa que rico aunque yo no se nadar es relajante solo flotar en el agua jajajaja que cool que tengas piscina :p
Y siempre me pasa eso de que con el fin de semana que coma de mas los lunes me muero de hambre todo el día :(
Jajaja oye y tengo 21 años! :p