viernes, 19 de junio de 2015

Día 19 : 56.1 - Así que eso es lo que quieres, ¿eh? (+fotos y medidas)

¡Señor cuerpo!
Usted lo que quería era que pasara hambre y me sobre-ejercitara hasta el desmayo, ¿era eso?
Debí haber entendido mejor sus señales, ¡qué estúpida fui!


Pues ayer, como habéis visto perfectamente, empecé bien, desayunando té y fruta. Luego 5 magdalenas de las del mercadona y 3 galletas tipo príncipe. 800 Calorías pa'l bote.

¿Qué hice luego? Pues castigada sin comer. Como una wanna, podría decirse.

Pero es que ayer pasó algo que me hizo cambiar el chip (a mal, no sé si se ha notado) ayer, hablando con mi mejor amiga desde la adolescencia, me recordó cuando yo fui a visitarla. Comento un poco por encima. Con 13 años nos conocimos y tal, nos hicimos super amigas y a los dos o tres años se tuvo que ir a vivir de Valencia a Asturias .

Para las que no son de España y me leen.
Inicio de la flecha: Valencia (yo)
Asturias, final de la flechita.
La cosa es que un verano me pude pasar por allí.
Fue el primer y único año que visité Asturias.

Pues, me acordé de que todavía le debía las fotos de entonces, y me puse a trastear en el disco duro a ver las fotos viejas. Empecé por 2008, cuando iba de emo-gótica-extraña, demasiada personalidad y muy poco dinero para ropa.
Un estropicio de chica, por si no ha quedado claro.

2008, 2009, 2010, 2011...

2012. El año del cataclismo.



La maldita foto.
No sé si habíais
visto alguna vez un cachalote
visto desde atrás.
Me vi en una foto del cumpleaños de mi padre, creo. Corría el mes de Febrero, y en las fotos se me veía a mí, en la cocina, mal vestida (para variar), con un culo gigantesco. La coleta mal hecha, la camiseta llena de harina, sin maquillar y algún que otro grano. La foto siguiente, yo sujetando la tarta junto a mi padre. Y esa fue la foto. La foto que me hizo entender que debía cambiar. 

Poco después, empecé a tener problemas de ansiedad en clase. Me desmayaba por estrés, vomitaba por estrés... Hasta que terminé huyendo de ahí. Repetí. Las cosas en mi cabeza iban de mal en peor. Comencé a vomitar, a ayunar, y a hacer ejercicio. Bajé de peso. De 64 kilos en Abril de 2012, a 51 kilos en Diciembre de ese mismo año.

2013.
Ansiedad, pastillas, cortes, vómitos, ejercicio y ayuno. Como 6 miembros de una banda que combate el crimen/la gordura.
El Equipo TCA.

Y ahí es donde quiero llegar.

Fue el año que estuve 'enferma'. Desde 2013 que no vomito más, intencionadamente, claro.
O quizás vomité en estos últimos años, pero ni me acuerdo. Nada destacable.

Fue cuando dejé de hacerme selfies haciendo caras estúpidas, para hacerme fotos a mi cuerpo, a mi progreso. Sabía que no podía mirarme la cara, porque cada vez estaba más fea, más chupada, más ojerosa... Con una mirada distinta a los años anteriores.  Los días que no me sacaba fotos de mi cuerpo/progreso, me sacaba fotos a los cortes. Porque sí, también me cortaba.

Mi álbum personal de 2013 se reduce a eso.


Meek - 2013

Encontré esta foto, de un día que me fui de senderismo. Y es la primera vez que veo esas piernas. Objetivamente. 

Y lloré, lloré mucho. Me dolió como una puñalada haber llegado a estar más o menos 'bien' (está claro que poner aquí que estoy delgada cuando me leen chicas de 45 kilos es ridículo, pero para lo que soy yo, mi genética y mi familia, es muy distinto). Me dolió haber llegado a ese punto y ni siquiera haberme dado cuenta.


 ¿Cómo no lo vi?

Meek - 2013

Y yo hablaba con Dani de esto. Yo realmente me veía repugnante. Me veía gorda obesa mórbida... Me daba asco. 

Me daba asco desnudarme, me daba asco ponerme bikini y me daba muchísimo pánico que Dani me viera desnuda.

Y lloré mucho, porque vivía una realidad, tenía una percepción de mí misma y de mi entorno que no era la real. Que no era positiva.

Me daba miedo salir a la calle porque la gente se reiría de mi cuerpo.

Me odiaba, porque mi cara adelgazaba y adelgazaba, hasta notárseme los huesos. Pero mi cuerpo era fofo, gordo, repugnante y enorme.

Sentía que podía tumbar cosas sólo por el choque con mi barriga o con mi culo. Tenía miedo de pasar por sitios estrechos, por quedarme atascada con mi gordura.




Y no veía nada más que mi propio cuerpo. EL PROBLEMA era mi cuerpo.

También lloré por algo más que la percepción de entonces. Lloré por mi percepción de ahora.
Porque ahora, con 57 kilos (eso ayer) me sigo asustando de esas cosas, me sigo viendo obesa mórbida. Asquerosa.

Que Dani me vea, me toque. Que me vean en bikini porque parezco una puta beluga. Que me vean hacer ejercicio y que se rían ¡HA, HA! ¡La gorda quiere adelgazar!

Y también lloré por todo lo que conseguí. Por toda esa batalla durísima de pelear. Por todos esos meses haciendo ejercicio a rajatabla, matándome cada día para conseguir mi sueño.
Mi cuerpo perfecto.

Lloré por todo lo que conseguí... Y por todo lo que perdí.

Y realmente, no sé si fiarme de mi criterio, o de los demás. Porque no hay nadie que me vea cada día y que se preocupe realmente (mis padres veían que no comían y que estaba fatal de la cabeza y no hicieron nada). No tengo gente cercana que me diga 'oye, te estás pasando', 'oye, me preocupo por ti'.

Como esas personas no existen, mi único criterio para adelgazar/engordar, soy yo.

Y si yo estoy enferma, mi cuerpo se pondrá enfermo conmigo.

Me gustaría llegar primero a los 55 kilos reales, no a 56 kilos después de ayunar (que eso en realidad no cuenta, porque a la mínima que me ponga a comer voy a subir). Primero a los 55, y luego a los 50.
O, si sigo haciendo ejercicio y subiendo de peso, por lo menos recuperar mis medidas de 2013. Primero llegar a esas medidas. Recuperar lo perdido. 
Y luego, seguir avanzando.

Y me encantaría no volverme loca en el camino.

                                17-6-2013               14-6-2015             19-6-2015
Peso                         51                              57.8                      56.1        
Cintura                    62                               67                          65
Cadera                     86                              96                          95
Pierna                                                         58                          56
Grasa %                 15.8%                                                       21.4%


Me da miedo enfermar, pero también me da miedo que me toque volver a Madrid y no haber enfermado. Dejar de cuidarme y engordar como la otra vez.
No puedo, joder, no puedo volver a engordar.

INTAKE.
D- Té (2)
Té (2)
20.00h : Una manzana muy pequeña (45)
60' caminata y troste / 20' nadar
C- Champiñones al horno (no tengo ni idea, pero me pongo 300 calorías porque sí)


Poppy. Bueno, ya te conté que mi terapia de choque para cuando me pego un atracón es ayunar lo que queda de día (y si al día siguiente tengo ansiedad, es problema del Homer del futuro)


Aunque alguna vez ha caído eso de 'bueno, ya la he cagado, ahora toca fiesta'. Y me pongo las botas de mala manera... Menos mal que como estoy últimamente más 'recuperada', ni los atracones son para tanto, ni la ansiedad me golpea como antes.

Hoy trataré de comer verde, tomar mucho mate (ayer me harté de tomarlo)  y hacer ejercicio. No sé si a la noche cenaremos fuerte, porque hoy viene mi hermana. Si veo que hay comida grasienta, veré qué hago... Tengo pastillas para saciarme con poca cosa (ya, ya sé que podría tomarlas antes de atracarme, pero ansiedad y lógica no van de la mano). Algo haré.

Fear. Yo también pienso lo mismo, corazón. Es como que el cuerpo tiene memoria... Cuando estaba en 51 me costaba quitarme un mísero kilo de grasa porque mi cuerpo se aferraba de una forma brutal... No pude llegar al 48 más que deshidratándome, y cada gramo era una batalla insufrible.

El cuerpo tiene memoria, y me parece que se acuerda de mi TCA.
Ahora como que no termina de abrirle la puerta.

Si puedes, haz entrada o coméntame eso que haces de 'variar', ¿vale? Si te funciona, debería funcionarme a mí también... Y por el amor de Dios, necesito algo que funcione.

Mercenaria. La cosa es que los 'primeros' ya me los quité de encima, porque en Enero estaba con 61 kilos... Pero las otras veces también me costó mucho bajar del 57 y del 55, así que hay que ver qué hago... Un beso, gracias por pasarte :)



8 comentarios:

Poppy dijo...

Estás genial en esas fotos, ya verás que lo conseguirás otra vez :). Si se puede una, ¡se puede más!
Las medidas que has puesto de ahora tampoco están tan mal eh!

Pues ya sabes, tienes que volver a ver a tu amiga, y ya de paso tiras un poco más a la izquierda y te das una vuelta por mi tierra, que es lo más bonito :) jajaja.

Poppy dijo...

Te respondo a tu comentario: la regla se me fue hace algo más de una semana, y además a mí tampoco me afecta mucho, así que no es eso :(. Aún tengo la esperanza de que mañana, cuando me suba a la báscula y los laxantes hiciesen su trabajo, todo vuelva a la normalidad...

Enamorana dijo...

wow

muy delgadita,

no seria ideal poder llegar ahi, y poder verlo, y poder amarse???

Yo nunca me odie mas que cuando estuve en mi peso mas bajo

te dejo un beso

Hate dijo...

Pues yo creo que estabas muy delgada, demasiado quizás, pero bueno es lo que quieres tú y no te voy a convencer de lo contrario.

Yo peso 43 (hoy, normalmente peso 42,2-42.5) ¬¬ y mido 1.47. Me gustaría llegar a 40.5 -41 que me vi así una vez que tuve diarrea pero pff... no tengo fuerza de voluntad y mi cuerpo da asco...

En fin, me puso triste leer tu historia por la distorsión con la que veías (ves) tu cuerpo.

Un beso!

Cheshire dijo...

Que lastima que no puedas verte bien ni con lo que pesabas en 2013 ni con lo que pesas ahora. EL "equipo tca" te sirvió de algo por lo menos? Lo bueno es que ahora no vomitas mas, mejor, porque es un daño enorme al cuerpo.
Con el ejercicio que haces y la dieta si o si tenes que bajar, por mas que sea a largo plazo. Es un bajon tener que esperar tanto, lo se, no hay palabras de consuelo.
Espero que puedas estar mejor.
Un beso

EmpressO dijo...

entiendo lo triste que puedes estar en este momento.

Sabes que proto vas a salir del bache, sólo debes seguir echándole ganas. Ojalá esta vez que lo logres (lo lograrás, de fijo) puedas disfrutarlo.

Un besito!

Fear Factory dijo...

Acabo de leer esto... menudo cambio pegaste chiquilla en tan poco tiempo ...

Con variar me refiero a cambiar todo . Desde el número de calorías por día (meto algún día de restricción gorda, otro cada dos semanas de comer más ...) hasta lo que comes. Llevaba una semana desayunando barrita de avena con café y fruta y cenando puré de calabaza ... pues a variar el menú . El ejercicio igual , desde salir a correr algún día con lastres , hasta aguantar 20' más de ejercicio porque sí otro día . Aunque creo que las veces que más he adelgazado es cuando ando mucho ... De estas veces que voy a ver a mi hermano a donde vivo y me paso el día andurreando de un lado para otro .

Ah !! Tb lo que me ayuda es que, cuando me estanco, subo muy poquito a poco la comida durante 2 semanas aprox y luego vuelvo a la carga..

Pero lo que decíamos.... que el cuerpo tiene memoria fijo .

Phoenix dijo...

Tuve una sensación similar cuando estuve en el dentista y vi una foto míade cara de cuando pesaba 56kg y se me cayó el mundo encima porque, aunque no lo viera entonces, no estaba tan mal.