sábado, 11 de octubre de 2014

The Golden Age.

Es de noche, estoy sola... Y no sé, estoy.

Día de 'sola'. De 'iré a comprarme un atracón'. De esas mierdas.

No empezaré a decir que hay poco que contar, porque os vais. Hay, sí, hay cosas. Que sean interesantes o no, eso ya me lo callo xD
Estoy floja, estoy vaga como yo sola. Me eché dos siestas, antes y después de comer. Soy una crack.
Y tengo unos huevazos...

He tenido bajones de ánimo, nada demasiado grave, depende de quién lo mire.
¿Alguien se me va a escandalizar a estas alturas con mis prácticas?


El principal problema, simplificándolo: El sexo. O 'la falta de'. A ratos estoy como una moto, luego veo que estoy sola, que ni un puto abrazo, y a la mierda. No lloro porque no es lo mío. Pero como si llorara.
(y que nadie me venga con gracietas, que sigo con la regla)


Y así estoy, con 55.1kg en mi cuerpo (vestida), con ojeras, con 3 humanos viviendo en casa y 9 animales, con un intake bastante descompensado y con una Tina regordeta durmiendo encima de mis tetas y mordiéndome los dedos mientras escribo. Qué putilla más mona.


Tengo una camiseta nueva, eso es feliz.
Me queda bien a veces, o quizás no. Depende.

Quizás suba una foto algún día de estos.

Estoy un poco pre-cagada por el tema de los cambios. Estoy armada con revistas de supermercados (glamour 100%) mirando precios de comida para hacerme una idea de mis gastos, estoy acojonada por mudarme y dejar de hacer ejercicio, no sé. Mil cosas. Sé que las cosas irán bien, porque si me paso 10 días sin hacer nada, tarde o temprano volveré a las andadas. Pero bueno, por algo tengo que preocuparme.
Si no me preocupo, no soy persona.

También quiero empezar a compaginar cardio con hiit, porque estoy creando músculo pero no quemando grasa. Pero que no me animo. Que el cardio es un rollo, que lo que puedo hacer a escondidas (lo único que me realiza como persona), pero uf. Del cardio no hay nada que me motive ahora mismo. Pero es lo que toca.

Son las dos de la mañana. Tengo hambre, pero no me atraco por las noches. Mañana más, lo prometo.




INTAKE.
D- Café con leche.
C- Pollo y ensalada.
M- Capuccino y tres galletas.
C- Palitos de zanahoria y hummus.



Positivadas.
1- Me quejo, pero me encanta tener animales que sean unos putos pesaos'.
2- Mi chico me ha pasado cosas de Skyrim. Mi casa, mi Kharjo, mi Ratonera. Ains.
3- ¡Estoy solica! Eso es guay, me gusta tener un día de no hacer una mierda y que nadie me recrimine nada.
4- Videollamada con mi Dani. Muy feliz.

5- Por fin me animé a hacer hummus. Con sus fallos, pero al menos lo he intentado.
6- Acabo de ver un momento 'muerte de Mufasa' con mis gatos. Qué cosa más adorable xD
(sin trauma)
7- Estoy viendo en la tele, un pueblo de la India que sacó a un elefante que estaba casi enterrado en el fango y a punto de morir. A quien no le parezca respetable poner en peligro su vida por un animal, no tiene mi respeto. Ahí queda.
8- Ha merecido la pena quedarme hasta las 2.30 de la mañana sólo por oír, ver y oler la lluvia.




4 comentarios:

Alex Lecrouge dijo...

hey que bien vas, pero me quede con una duda que es humus. y sigue asi me alegra que todo vzllz bien

Cariño

Dani dijo...

Tienes algo lindo en tu forma de escribir, me agrada, te sigo.
Vas bien, eres humana, no es que todo siempre vaya a salir con la perfección con la que esperamos que se de, pero vas bien. Juegas Skyrim? Me caes mejor!
No sé, algo en ti me cayó particularmente bien, me recuerdas a pequeños aspectos míos :)
Un beso gigante,
D.

Luce dijo...

Todo estará bien cuando te mudes. Al principio puede que sea extraño, pero estoy casi segura de que te irá excelente.

Saludos.

El Príncipe Destrozado dijo...

Somos débiles ante los cambios. A veces nos ilusionan al tiempo que nos asustan. A veces parecen sueños y al final se convierten en realidad. Sea como sea, no estar en equilibrio con uno mismo provoca malestar e inseguridad, así que lo que sientes no es tan extraño.

Padecer un TCA también te da inestabilidad a nivel sexual (vaya, a mí me pasa), y en esos momentos en que tirarías a X contra la pared y otros en los que huirías a otra parte del mundo. Y más si hay distancia por medio. Pero todo llegará. O no. Qué más da, la cosa al final es ir aguantando.