jueves, 2 de octubre de 2014

El primer paso (hacia alguna parte)


Vamos arrancando, poquet a poquet.

Esta tarde hubo una charla hermana-madre, estuvieron hablando de eso de que yo me vaya a Madrid y mi madre encantada de la vida. Mi yo estúpida, realista, pesimista; pensaría que está encantada porque me voy, porque dejo de ser una carga, una molestia y un 'amargante'.
Que lo pienso.


Pero mi yo-healthy, que se zampó mis transtornos alimenticios (y los está digiriendo hoy en día), prefiere pensar cosas súper happys, súper healthys, súper Blah.

Voy a pensar en que es una etapa nueva, que son dos-tres meses de probarme un nuevo rol, aprender lo que es vivir sola, lo que es buscarme un curro, y si la cosa va bien, conocer lo que es trabajar.

Fuera lo malo, ¡fuera lo malo!


Hace rato que no hablo de dietas, y es que la verdad no estoy haciendo nada realmente estricto, me voy guiando por medio-instinto y medio-teoría. Y ahí voy.

Soy un poco mema porque la lío en las meriendas, siempre mi madre trae algo rico para comer, y siempre como algo, aunque sea poco, para no hacerle un feo (encima que a la vuelta a casa para a comprar la merienda, pues me parece feo rechazarle nada). Sin embargo, hoy, como veía que no llegaba, me dije 'voy a merendar yo sola'. Me hice un café con un chorrito de leche, y tres galletas.


A la media hora de haber acabado, llega con napolitanas de jamón y queso, y yo   >_______________<
Le dije que después del café no me apetecía salado, así que nada. Pensé que me había librado, aunque me sentía con un poco de culpa, y eso que viene y me dice '¡ah! que son de crema'.
Me comí media y media, por suerte no son de estas súper grandes, sino del tamaño de la palma de mi mano, así que tan mal no me siento, pero ¡uf! la próxima vez me espero a que esté ella para merendar, pero a esas horas muero de hambre y me cuesta muchísimo mantener el control.

No sé si hago una digestión exprés o qué, pero a los 30 minutos de acabar la comida (15-16 de la tarde) me empieza a dar un hambre brutal de nuevo.
Pero bueno, para mañana, más fuerza de voluntad y más raciocinio, que ya me ha pasado más de una vez la misma historia.



Ahí dejo mi intake, mis positivadas, y una recomendación musical: El disco Hydra de Within Temptation.
Lo conozco hace poquito el disco, y es que tiene un nosequé que me engancha. Ahí queda.



INTAKE.
D- Café con un chorrito de leche.
C- Burguer de pollo&verduras (lo mío con las burguers es patológico u_u) y verduras salteadas. Y queso fresco.
M- Café con un chorrito de leche. Tres galletas. Una napolitana.
C- Queso fresco y tomato.







Positivadas!
1- A mi madre le parece bien que me vaya a Madrid.
2- Tengo agujetas en el culo. Eso es que lo estoy trabajando debidamente.
3- Hoy era un día armonioso con los animales. Feel like Radagast.


 

2 comentarios:

Zoey dijo...

lindo intake y ojala que todo en madrid sea genial (no digo perfecto que vaya trauma estoy teniendo con es palabra)
cariños cariños Meek
dudaa!
.. con burguer es sólo la carne verdad??
o junto con el pan?? .. es que acá en Chile se le llama así al sandwich completo xdd

Alice Clairy dijo...

Esta vez estamos iguales, creo que a veces es lo mejor, porque una por instinto va aportando lo que va necesitando (dentro de lo sano). Las dietas siempre son debilitantes y al menos a mi terminan estresándome.
Me alegro mucho de que vayas a hacer ese viaje, seguramente será una experiencia enriquecedora y aprenderás un montón de cosas :D
Es difícil comer sano cuando en casa no lo hacen, ciertamente es un condicionante terrible, porque tienes la tentación ahí a la mano, frente a ti, y a tu familia presionando para que comas. Mucha fuerza bonita ♥
Lo del hambre también me pasa xd vaya a saber uno que pasa dentro del metabolismo loco de uno .-.
Le echaré una escuchada al disco c:
Amé la imagen de Radagast el Pardo u//u
Besotes y buenas vibras ♥