jueves, 4 de septiembre de 2014

Comecarbs.

Iba a pasar, tú lo sabías, yo lo sabía, ¡todos lo sabíamos!
Después de dos días en los que mi cuerpo casi se ha negado a probar bocado, me desperté a las tres de la mañana con un hambre furiosa,
No diré que me he atracado porque no ha sido así.
Pero me he pasado un rato.

A la madrugada comí un par de galletas y bebí mucha agua para saciar el hambre. Al despertarme, un café sólo, un melocotón y dos galletas de fibra. Al mediodía, otras poquitas galletas. A la hora de comer, una burguer de pollo y 50g de fideos.
A las 17, otras galletas y un donut.   
Siempre acompañada de muchísima agua.



Y me pregunto, ¿por qué pasa esto? ¿Por qué no puedo dejar de comer?  Estoy reteniendo muchísimos líquidos, estoy súper irritable, hace mucho calor y me fatigo enseguida... Y de repente ha surgido la bestia devoradora en mí. ¿A nadie le suena de nada?
¿Dos días de comer nada tendrán algo que ver? Puede ser, de hecho, seguramente influyan, pero desde las 3 de la mañana que no siento hambre. Pero ya sabemos que no sólo el hambre dirije las ganas de comer.

Mi cerebro interpreta
que en estos días debo
consumir calorías para mantenerme
a mí, a mi bebé oso y
prepararnos para un laaargo invierno.
¿Y qué tal 'esos días'? ¡Exacto!
Me falta nada, lo que explica un poco esa conducta irracional de 'tengo que consumir calorías para gestar a mi bebé oso y prepararme para el invierno'. 
¿He vomitado? Nooo. Y no lo voy a hacer. Voy a jorobarme, a beber mucha agua, a seguir haciendo ejercicio hasta que se me pase, que se me pasará.  Por ahora, haré lo posible para NO PESARME.


Con el apetito brutal que tengo, no voy a saltarme comidas.
Que sea 'lo que Dios quiera'. Y eso sí,

mañana será otro día.


3 comentarios:

EmpressO dijo...

Qué lindo el pandita :)
A mi me pasa igual, he notado que mes por medio me afecta mas el PMS, creo que tengo un ovario más jodido que el otro.
Y el calor ni se diga. Agua con limón y agua de flor de Jamaica a full.
Un besito!

Roxana Bozo Nalli dijo...

Siento que lee loa misma entrada en tu blog, una y otra ves, si no dejas de pensar en comida en todo el día, tu vida sera aburrida y monotona.
saludos!
http://roxanabozo.blogspot.com

Ann dijo...

Uy, yo he estado así toda la semana xD
Pero pues es normal que deapués de ds días sin casi nada, te quieras atascar con todo lo que veas... igual quizá cuando se acaben estos días, volverás a estar bien :3 un abrazo :3