domingo, 5 de julio de 2015

58.4

Me río por no llorar.

A ver si consigo fuerzas como para escribir algo largo, sé que me estoy pasando de sosa, pero es que cada día la frustración es más fuerte. Y las tentaciones, también.

Me planteo seriamente 'dejarme'. Comer lo que yo quiera, qué más da.

Estoy muy cansada, ¿por qué me cuesta tanto? ¿qué es lo que hago tan mal?

Ayer no tuve tiempo de hacer ejercicio porque tuve una tarde un poco ajetreada, pero... En fin, ¿será por eso?  Estoy harta, estoy cansada.

¿Sabéis qué es lo que pienso de todo esto?

Que soy completamente incapaz de vivir en el término medio.

Comer normal, hacer ejercicio normal.

¿Sabéis cómo adelgazaba? Comiendo 300 calorías diarias. De verduras. Pegándome atracones cada 2x3, sí, pero vomitando después. Tomando pastillas contra la ansiedad, para mejorar mi digestión, diuréticos, laxantes. ¿Y qué pasaba con el ejercicio? Todos los días dos horas.  Y si me hacía daño y me dolían los huesos, si vomitaba del esfuerzo, si con la regla mi endometriosis me mataba del dolor,  seguía para adelante, me esforzaba más todavía.

Así adelgazaba. Y parece ser que es el único modo.

2 comentarios:

Cheshire dijo...

Es UNA mierda bajar así de lento a costa de tanto sacrificio, pero bueno. Vos decidís que hacer. Espero que puedas tomar la opción que te haga menos infeliz (no pongo feliz porque es bastante dificil de conseguir la felicidad).
Un beso

Daniela dijo...

No se que consejo darte porque estoy en negación con la bascula, pero la paciencia es importante, desesperarnis no ayuda.
Relajate y si deseas date un gusto, pero planifícalo para que no sea un atracón.
Suerte y saludos.