miércoles, 1 de julio de 2015

58.3 - Busco lo que creo que merezco

Pues nada, ayer estaba insatisfecha pensando 'Uy, qué poco peso para lo que comí el finde'.
Así que nada, atracón post-Dani.

Aquí lo tenemos.
Ahora sí que me lo tengo que tomar en serio.

No he dormido.

Bueno, he dormido poco.

Pensando en lo gorda que me he puesto, y en que a veces no puedo parar. Desde que me despierto hasta que me acuesto, como y necesito seguir comiendo. Incluso cuando el estómago no me da a más. Cuando no aguanto el dolor. Tengo que comer.

Y no sé qué me pasa. Porque cada vez me veo más gorda, cada vez me cuesta más bajar.

No sé qué hacer. De verdad.


6 comentarios:

Daniela dijo...

Debes re comenzar poco a poco.
Ponte como primera meta dejar las galletas, salsas o algo así; si haces ayuno de golpe volveras a lo mismo; es mejor bajar las calorias de poco en poco, ten paciencia, además tu viaje también fue algo exclusivo y ya pasó, puedes bajar de peso sin excesos.
Suerte y Relax.

Daniela dijo...

Debes re comenzar poco a poco.
Ponte como primera meta dejar las galletas, salsas o algo así; si haces ayuno de golpe volveras a lo mismo; es mejor bajar las calorias de poco en poco, ten paciencia, además tu viaje también fue algo exclusivo y ya pasó, puedes bajar de peso sin excesos.
Suerte y Relax.

EmpressO dijo...

pensaba que lo habias dejado con Dani...?
como vas?

Enamorana dijo...

disciplina muñeca, eso es lo que nos hace falta

besos!

Poppy dijo...

Ojalá no tuviese que decir esto, pero estoy 100% como en tu entrada. Quizás eso te consuele; parece que los males compartidos son menos males. De hecho voy a escribir ahora en el blog y podría hacer copy-paste de lo que tú has escrito jaja.

Venga, empezamos mañana? Nunca es tarde para volver al camino. Ya sabes, el pasado no se puede cambiar, pero el futuro sí. ¡Está en nuestras manos!

¿Al final sigues con tu novio? Besos!

Laura Gonzales dijo...

A mí me pasa lo mismo. Tengo la necesidad imperiosa de comer todo el tiempo, cualquier cosa, sea rico o no, necesito masticar, tragar, llenarme... Es desesperante claramente. Estoy segura de que ya llegarás a ese punto del hartazgo en el que te des cuenta que ya no puedes seguir así. Seguramente estés esperando una señal, algo que sacuda tu cabeza y te diga "Oye! Deja de hacerte daño!". Bueno, esta es la señal. Es hoy, es primero de Julio, ya llevamos la mitad del año! Hagamos que valga la pena todos los planes que nos propusimos! Para cambiar, hay que cambiar. No hay más vuelta que darle. Un paso a la vez, un bocado menos a la vez. Vamos nena, no te hagas más daño, no llores más. Sacude tu cabeza y toma conciencia de lo que estás haciendo, de lo que TE estás haciendo! Déjate de tonterías, basta. Anda, empezemos bien la mitad del año. Día 0. Ánimos!