miércoles, 25 de febrero de 2015

Una vida que no es para mí.




Ojalá pudiera adivinar lo que me pasa últimamente. Estos últimos meses.


Estaba bien, antes. Realmente, no me apetece hablar mucho de todo lo que tenía y que he perdido.






Ni mi peso, ni mi salud, ni mi novio, ni mis 'amigos', ni mi casa, ni mi entorno, ni mi trabajo.


Nada de nada.



3 comentarios:

Daniela dijo...

Odio esa sensacion y te comprendo, hay dias que a vecescduran semanas y hasta meses, prro te digo por experiencia que todo pasa, lo bueno y lo malo tambien pasa...
Se fuerte, te envio un abrazo.

Ojos. dijo...

Rachas asquerosas. No te fustigues más de la cuenta, hay cosas que se escapan de nuestro control, se joden y no hay nada que hacer.
Intenta poco a poco ir levantando el vuelo, cuando estés más tranquila, cuando tengas perspectiva.
Hay momentos que son necesarios que estemos mal. Tienes mucha mierda que sacar y ahora no te sale estar de otra manera.
Ya tendrás tiempo de estar bien, ahora céntrate en ti.
Un abrazo.

Ren dijo...

Perder todo, empezar de nuevo. Como la cita de Beckett que tanto me gusta - es casi mi motto: «Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor»

Sobre lo de "ser yo mismo", eso nunca funciona, soy lo peor, ahah